miércoles, 22 de abril de 2009

Deportivo Milagrones


Luego de la fase de grupos en el presente Argentino C, a Villa Iris le tocó una parada por demás complicada. Debió enfrentar en el ida y vuelta a Deportivo Patagones, un fuerte equipo del sur de la provincia de Buenos Aires. Con algo más que buen fútbol, los bonaerenses pasaron de fase, pero allí no se consumaría la campaña del maragato...

Es que el tricolor, que había concluido primero en la zona 8 con 13 puntos, prosiguió su camino rumbo al ascenso haciendo escala en Allen y nuevamente en Neuquén. El hecho que haya salido victorioso de ambas series no sorprende mucho, pero sí la manera en que estos cotejos se dieron.

El primer rival fue Unión Alem Progresista, que hizo de local el partido de ida. Con gran fútbol, los magos ganaron 3 a 0, pudiendo haber convertido algún gol más. Daba la sensación que la serie estaba liquidada, más teniendo en cuenta que a los maragatos le habían expulsado a 3 jugadores.

¿Un trámite? Para nada. Unión viajó a Patagones y se encontró con un equipo que creyó que la hazaña era posible, y que encaró el partido con mucha unidad entre sus filas. En la primera etapa, y corriendo hasta el cansancio consiguió dos descuentos, ambos mediante Dorato: a los 20 y a los 41.

En el complemento llegó el gol de Cúneo a los 36 y el estadio se cayó a pedazos. Todo fue ovación para los bonaerenses, que concretaron la proeza mediante los penales cuando Luis Valdéz envió la bocha por encima del travesaño. Un paso más rumbo al ascenso.

La nueva parada fue Maronese. En la previa se veía como un gran duelo, por el estado anímico de Patagones tras la hazaña y por el excelente nivel de los neuquinos. Entre tanta paridad, el dino corría con cierta ventaja.

Y que decir cuando los maragatos cayeron en el encuentro de ida por 2 a 0 jugando como locales. Si el fútbol fuese algo que se pudiera medir numericamente, Maronese tenía 90% de chances pasar de ronda...

Afortunadamente no lo es... El tricolor llegó a Neuquén con la confianza y la unión que los caracteriza, y a los 31 del inicio, pudo descontar el resultado global mediante un tanto de Morel. Al descanso con la fe intacta.

En el complemento, el dino entendió que tenía en frente un rival de cuidado, pero fue tarde, porque a los 32 minutos, Dorato, de volea, sentenció a Churrarín y clavó el 2-0 final. Otra vez penales.

Y otra vez a sufrir, pero nuevamente a ganar... Erró Acuña para los neuquinos y concretaron todos para los bonaerenses, 5-3 inapelable. Locura, llanto y todo tipo de emoción para el conjunto de Devincenzi, que pasó de ser "punto" a ser uno de los candidatos al ascenso al Argentino B. Y claro, ¿Quién se atreve a robarles la ilusión?

2 comentarios:

Un hincha de Unión dijo...

JAJAJA!!!! TENES RAZON MILAGRONES...
CONOCIA TU BLOG TA MUY BUENO...
TE AGREGO A MI LISTA.
SALUDOS!!

FLORENCIA dijo...

que aparato Mati..! mejor apodo imposible!!! jajaja

es increible que todos los candidatos del Alto Valle hayan caido en manos de los maragatos! inexplicable!

beso amigo.. pasate!